Entidad editora: Real Academia Hispano Americana de Ciencias, Artes y Letras (RAHA).
 
Página principal
Equipo Editorial
Números editados
Número actual
Normas de publicación
Contacto
RAHA
Cuadernos Hispanoamericanos
Otras revistas
 
BUSCAR
Por número
Por autor
Por título
La Florida del Inca (fragmento)
 

 

Inca Garcilaso de la Vega

Una lengua lejana se instala en otra tierra para vivir otras vidas. Así, la de Gómez Suárez de Figueroa (1539-1616), criollo y mestizo, nacido en Cuzco “seis años después de la llegada de los españoles al Perú. Hijo natural de la princesa incaica Chimpu Ocllo, bautizada con el nombre de Isabel Suárez, y del capitán Garcilaso de la Vega, oriundo de Extremadura” 1. Venido a España por deseo paterno, Gómez Suárez de Figueroa, tras intentar el camino de las armas (obtuvo el grado de capitán en la guerra de las Alpujarras), prosperó en el de las letras, donde hizo valer su condición única de criatura mixturada ya desde la elección del nombre de pluma: el inca Garcilaso. A él se le debe la mejor traducción al español de los Diálogos de amor de León Hebreo. Y dos crónicas únicas en su género: la de la conquista de la Florida y la de la conquista del Perú. La Florida del Inca (1605) cuenta entre otras cosas las siguientes:

«El primer español que descubrió la Florida fue Juan Ponce de León, caballero natural del reino de León, hombre noble, el cual, habiendo sido gobernador de la isla de San Juan de Puerto Rico, como entonces no entendiesen los españoles sino en descubrir nuevas tierras, armó dos carabelas y fue en demanda de una isla que llamaban Bimini, y según otros Buyoca, donde los indios fabulosamente decían había una fuente que remozaba a los viejos, en demanda de la cual anduvo muchos días perdido, sin la hallar. Al cabo de ellos, con tormenta, dio en la costa al septentrión de la isla de Cuba, la cual costa, por ser día de Pascua de Resurrección cuando la vio, la llamó Florida y fue el año de mil y quinientos trece, que según los computistas se celebró aquel año a los veinte y siete de marzo.

Contentóse Juan Ponce de León sólo con ver que era tierra, y sin hacer diligencia para ver si era tierra firme o isla, vino a España a pedir la gobernación y conquista de aquella tierra. Los Reyes Católicos le hicieron merced de ella, donde fue con tres navíos el año de quince. Otros dicen que fue el de veinte y uno. Yo sigo a Francisco López de Gómora; que sea el un año o el otro importa poco. Y habiendo pasado algunas desgracias en la navegación, tomó tierra en la Florida. Los indios salieron a recibirle, y pelearon con él valerosamente hasta que le desbarataron y mataron casi todos los españoles que con él habían ido, que no escaparon más de siete, y entre ellos Juan Ponce de León; y heridos se fueron a la isla de Cuba donde todos murieron de las heridas que llevaban. Este fin desdichado tuvo la jornada de Juan Ponce de León, primer descubridor de la Florida, y parece que dejó su desdicha en herencia a los que después acá le han sucedido en la misma demanda».2

 

-----------------------

1 Carmen de Mora, “Introducción” a su edición de La Florida, del Inca Garcilaso de la Vega, Madrid, Alianza Editorial, 1988, p. 21.

2  El Inca Garcilaso, La Florida, Madrid, Alianza, 1988, Ed. de Carmen de Mora, pp. 108-109. Actualizamos la grafía y ortografía.

 


ISSN: 2174-0445



Oscar Sibon Design