Entidad editora: Real Academia Hispano Americana de Ciencias, Artes y Letras (RAHA).
 
Página principal
Equipo Editorial
Números editados
Número actual
Normas de publicación
Contacto
RAHA
Cuadernos Hispanoamericanos
Otras revistas
 
BUSCAR
Por número
Por autor
Por título
RECEPCIÓN COMO ACADÉMICA DE NÚMERO DE LA ILMA. SRA. Dª ANA SOFÍA PÉREZ BUSTAMANTE
 

María del Carmen Cózar Navarrro
Directora de la Real Academia Hispano Americana

Excelentísimos e Ilustrísimos Señores, Dignísimas Autoridades, Señoras, Señores: Con gran satisfacción recibimos hoy como Académica de Número de la Real Academia Hispano Americana de Ciencias, Artes y Letras a la Ilustrísima Señora Doña Ana Sofía Pérez Bustamante, Doctora en Filología Hispánica y profesora titular de Literatura Española en la Universidad de Cádiz; le damos la bienvenida, a la vez que la felicitamos por su excelente discurso, “El Reino que estaba para mí: Cádiz en la poesía Hispánica del siglo XX”. Un brillante recorrido literario por la poesía del siglo XX en el que la ciudad de Cádiz aparece como Musa inspiradora de importantes poetas hispanistas que se esforzaron todos ellos por mantener y fortalecer los vínculos culturales con Hispanoamerica.

Nos alegramos de la feliz coincidencia de que nuestra nueva Académica, galardonada en varias ocasiones por su estudio sobre la obra de José Mª Pemán, sea quien pase a ocupar el Sillón de quien fue su Director perpetuo, pues tenemos la certeza de que con su talento y trabajo contribuirá a mantener el prestigio de esta Corporación, que tanto enalteció su ilustre predecesor.

La Academia ha mantenido este sitial respetuosamente vacante durante treinta y un años. En plena conmemoración del Bicentenario de la Constitución del Doce, la Junta General ha acordado que vuelva a ser ocupado. ¿Qué mejor momento que éste? Sin duda, a don José Mª, que a fuer de español y gaditano, amó intensamente la cultura hispanoamericana, nada le hubiese complacido más que, en la inauguración de este curso académico, cuando la Nación conmemora la proclamación de su soberanía y su ciudad natal es capital Iberoamericana de la cultura, rindiésemos homenaje a su recuerdo concediendo el Sillón que ocupó a quien tanto ha contribuido al conocimiento y difusión de su obra.

Mi más cordial felicitación a la Ilustrísima Señora Doña Pilar Paz Pasamar, Académica de número de nuestra Corporación, Medalla de Honor del Instituto de Academias de Andalucía por la excelente laudatio que acaba de pronunciar sobre la brillante trayectoria académica de la Doctora Doña Ana Sofía Pérez Bustamante y por darnos a conocer el valor de su obra literaria. Es evidente la armonía entre las dos intervinientes, resultado de un trabajo compartido en favor del la literatura española.

Y si la recepción de un académico es siempre motivo de satisfacción, la concesión de la Placa de la Academia, nuestro máximo galardón, lo es de intensa alegría. El Ilustrísimo Señor Don Francisco Ponce Cordones es persona tan conocida y querida por todos, y los servicios prestados a esta Corporación americanista tan relevantes, que sería ocioso mencionarlos en este foro si no fuese, como es, expresión de gratitud, admiración y reconocimiento público de su siempre caballeroso proceder.

Académico de Número de esta Real Corporación, desde 1992, lo es también de la Real Academia de Bellas Artes de Cádiz, de la Real Academia de San Romualdo, y Correspondiente de la de Santa Isabel de Hungría. Es miembro del Ateneo gaditano, de la Asamblea Amistosa Literaria y de la Cátedra Adolfo de Castro del Excelentísimo Ayuntamiento. Tan destacada posición en la comunidad académica es fruto de su intenso trabajo como investigador. Sus aportaciones a la historia de Cádiz  y sus descubrimientos de rasgos físicos y urbanísticos de nuestra ciudad, hasta su intervención desconocidos, son de gran valor científico.

Si importante ha sido y es su labor, posee además Don Francisco los atributos propios de las personas de bien que nunca se olvidan, su exquisita cortesía, su conversación inteligente y amena, su ánimo siempre sereno y alegre, agradan y atraen a quienes tenemos el honor de conocerle y tratarle asiduamente. En la cumbre de su vida, impresiona su vigor mental y su compromiso académico, siempre dispuesto a cumplir con sus deberes, a ayudar en cuanto esté en su mano, a seguir ilustrándonos con su saber y hacernos partícipes de su sabiduría. En suma, si tuviéramos que definir la excelencia académica, todos pensaríamos en las cualidades que engalanan la personalidad de Don Francisco; me he sentido muy honrada al hacerle entrega, en nombre de todos sus compañeros y de la Corporación que constituimos, de tan merecida distinción.

Es éste el espíritu que debe imperar  entre nosotros y con este ánimo  inauguramos el nuevo curso académico, por mandato estatutario, siempre en fecha próxima al 12 de octubre, Día de la Hispanidad y Fiesta Nacional de España, patria común e indivisible de todos los españoles cuya impronta cultural, en la senda de la Historia, custodia con amor esta Real Academia.

Comenzamos el curso en un año lleno de incertidumbre, pero queremos hacerlo también con esperanza. La actual crisis económica afecta con dureza a la cultura y, de forma particular, a las Academias, que se ven privadas aún de la modesta financiación que necesitan para realizar con normalidad su actividad.  Por nuestra parte, nos hemos visto obligados a cerrar, espero temporalmente, nuestra Biblioteca americanista. En este difícil contexto económico, seguimos teniendo empero, un gran reto por delante, como es colaborar con el Ministerio de Asuntos Exteriores en la promoción de la cultura común de los pueblos hispanos. Seguiremos esforzándonos en que nuestro empeño sea apoyado como merece, convencidos, como estamos, de que la cultura es la base de la cooperación entre las naciones.

Por nuestra parte, seguiremos celebrando puntualmente las habituales sesiones académicas solemnes y ordinarias,  con el mismo espíritu y dedicación del que siempre hemos hecho gala.  Contamos para ello con un importante capital humano, los Académicos de Número, Correspondientes y de Honor, de quienes siempre puede esperarse la comprensión, lealtad y generosa ayuda que siempre han mostrado.

Debe animarnos saber que nuestra labor en estos últimos años no ha sido en vano sino que, muy al contrario ha dado sus frutos. La Corporación es conocida en Hispanoamérica y en el mundo. Muestra reciente de ello fue el honor que, el pasado mes de septiembre tuvimos, de recibir en nuestra sede la visita del Rector de la Universidad de Massachusetts, Doctor Winston Langley, a quien acompañaban  los Doctores Daniel Ortiz y Reyes Coll, pertenecientes al Departamento de Estudios Ibéricos y Latinoamericanos, quienes se mostraron muy interesados en incluir a nuestra Biblioteca en el proyecto de digitalización transatlántico. Con esta confianza les convoco, queridos compañeros, en un nuevo curso, a continuar trabajando en pos de la ampliación del saber y de la difusión de la cultura, como de nosotros siempre espera la sociedad a la que nos debemos.

No quisiera cerrar este acto solemne sin agradecer, una vez más, a la Excma. Diputación Provincial de Cádiz, y a su Presidente el Excmo. Sr. D. José de Loaiza, su gentileza al ceder el uso de este espléndido Salón Regio para celebrar Sesión Solemne, como es tradicional. Gracias también a todos los presentes por contribuir con su destacada y siempre afectuosa asistencia a la brillantez de este acto. En nombre de S. M. el Rey, nuestro Presidente de Honor, queda inaugurado el Curso Académico 2012-2013  y se levanta la sesión.

Cádiz, 31 de octubre de 2012

 

 

 


ISSN: 2174-0445



Oscar Sibon Design